sábado, 29 de noviembre de 2014

La ciatica en el embarazo.

Tratamientos para la ciática en el embarazo
Se alivia recurriendo a determinadas técnicas, como la osteopatía o bien con masajes específicos realizados con aceite de hipérico o de enebro. Asimismo, un baño caliente o la aplicación de calor local pueden aliviar el dolor. De este modo, el músculo se relaja y comprime menos el nervio.


Si el dolor es muy fuerte, se pueden tomar complementos a base de vitaminas del grupo B, que refuerzan los nervios, o bien a base de magnesio, de acción miorrelajante. En los casos más agudos, se puede recurrir a un antiinflamatorio, pero sólo bajo prescripción médica.