domingo, 14 de febrero de 2016

Remedios caseros para sinusitis.


Remedios naturales para sinusitis.



Despues de un proceso gripal, empezamos a sentir una molestia en la frente muy incomoda, a eso le llaman sinusitis, que no es más que la acumulación de moco en las cavidades de la cara (para decirlo en términos faciles). Para esa incomodidad y para no tomar medicamentos si no que eliminar la sinusitis de manera natural, te recomendamos:



Pimienta de Cayena. Poner una cucharadita de cayena en una taza de agua caliente y beber tres tazas al día. Tanto la pimienta de cayena roja y negra dilatan los vasos sanguíneos de la nariz y estimulan las secreciones, lo que ayuda a drenar los senos paranasales. Para los casos realmente malos, y si eres atrevido, oler una cantidad muy pequeña en la nariz. Esto pica un poco, pero vas a tener resultados dramáticos. Este remedio es especialmente bueno para las infecciones sinusales crónicas.



Pon unas gotas en un pañuelo y oler periódicamente.




Hervir Eucalyptus. ½ taza de agua y añadir unas gotas de aceite de eucalipto. Vierte la mezcla en un bol, te inclinas sobre él mientras cubres tu cabeza con una toalla grande, inhala el vapor durante 10 minutos, manteniendo los ojos bien cerrados. El aceite de eucalipto se utiliza ampliamente para diversos problemas respiratorios.


Sal. Disolver una cucharada de sal en dos tazas de agua. Use un inhalador nasal.


Sal / bicarbonato. Para aliviar la congestión de la sinusitis debido a las alergias, trata de hacer este flush nasal: mezclar 1/4 cucharadita de sal y 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua caliente, llenar una jeringa y vierte la mezcla hasta tu nariz. Otra variante es utilizar una cucharadita de sal no yodada y 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio disuelto en medio litro de agua. Colocar la mezcla en un inhalador nasal.


Mezcla de agua salada. Aquí hay otro remedio que funciona bien para estos problemas en los senos paransales. En un tazón grande y hondo, añadir de 1/ 3 a 1/4 de taza de sal. Calienta y deja que la sal se disuelva, luego sumergir la cara en el agua tibia durante cinco a diez segundos y repite 3-4 veces. Mantén tus ojos y boca cerrada, pero trata de respirar en la mezcla.




Tomillo. El tomillo se ha utilizado durante generaciones para las infecciones respiratorias debido a sus propiedades antisépticas fuertes. Pon 1 a 2 cucharaditas de tomillo en una taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Bebe una taza tres veces al día.


Vinagre de manzana. Un remedio popular único para la congestión nasal es hacer lo siguiente: poner dos pulgadas de vinagre de sidra de manzana en una cacerola y calentar hasta que empiece a evaporarse. Inhala el vapor. Si el vapor es demasiado fuerte, añade un poco de agua. Los pasajes nasales deben quedar claros durante 12-24 horas. Repite según sea necesario. Al eliminar la congestión, la inflamación de las membranas mucosas de la nariz disminuirá y facilitará la respiración. Los gérmenes de los resfriados también serán matados. Toma una cucharadita de vinagre con un vaso de agua durante las comidas para facilitar la curación.


Aceites esenciales. Coloca una gota o dos de eucalipto o aceite esencial de menta en una bola de algodón o pañuelo y pónlo cerca de la nariz al respirar profundamente. Esto debería aumentar el flujo de aire. No se recomienda poner nada de aceite en la nariz, ya que puede causar hinchazón.


Extracto de semilla de pomelo. Este extracto es un poderoso antimicrobiano y antiséptico. Prueba con un enjuague nasal, poniendo unas gotas de extracto de semilla de pomelo en 1/2 taza de agua tibia e inhalarlo; repetir dos o tres veces, especialmente antes de acostarte y al levantarte por la mañana. El extracto de semilla de pomelo ayuda a matar las bacterias.


Masajear los senos paranasales, presionando los pulgares firmemente en ambos lados de la nariz, manteniendo durante 15 a 30 segundos, soltando, y a continuación repitiendo, temporalmente alivia la sinusitis, ya que trae un nuevo suministro de sangre a la zona.