miércoles, 29 de julio de 2015

Como bajar de peso y mantener el peso adecuado


Como bajar de peso y mantenerlo




Pierde peso poco a poco

Está demostrado que las personas que intentan perder peso rápidamente, lo recuperan enseguida. Los que siguen dietas milagro se cansan y al cabo de los 6 meses las han abandonado y el sobrepeso vuelve.

La dieta debe permitir una pérdida de peso gradual y definitiva. Lo que te ayudará a reducir la grasa de tu cuerpo, limitar la pérdida de proteínas y evitar que disminuya tu metabolismo basal (calorías que quemamos en reposo) que se produce cuando nos adelgazamos de forma rápida.

Si te sobran diez libras, tómate un año para perderlas. Es mejor que reduzcas tu peso en 1 o 2 libras al mes, pero que seas constante. Al cabo del año habrás reducido muchas libras de sobrepeso y además podrás conservar tu peso ideal con facilidad.


Reduce las calorías

La mejor dieta es comer menos. Lo ideal es seguir una dieta hipocalórica (es decir, baja en calorías). Pero nunca por debajo de las 1.500 calorías diarias, y siempre es mejor que sea guiada por un profesional sanitario para evitar desequilibrios nutricionales.

Recuerda que para bajar de peso, debes gastar (en inglés) más calorías de las que consume. Para perder entre 1 y 2 libras por semana (una libra equivale a 3,500 calorías) necesitarás reducir tu consumo calórico en 500-1000 calorías por día. Para ello, es importante que conozcas las calorías que contienen algunos alimentos, que puedes calcular en webs como Calorie Count.

Aunque las prisas y el poco tiempo son parte de nuestro estilo de vida, y creemos que no hay espacio para nada, siempre hay tiempo para comer de forma saludable ¿Por qué no sustituir esa hamburguesa rápida llena de calorías en la barra de un bar por una ligera ensalada de pasta con tomates, maíz, jamón york y orégano?


Controla la ansiedad

Una de las dificultades para perder peso es la ansiedad. ¿Eres de las personas que pican entre horas por tensión y no puedes parar hasta que no acabas con el alimento? Es importante que intentes controlar estos atracones, ya que sin darte cuenta ingieres muchas calorías en poco tiempo. Si no puedes controlarlo, elige una actividad alternativa que te distraiga como andar, llamar a una amiga, leer o darte un baño.



No todas las dietas valen

No es recomendable que sigas dietas radicales durante unos días, que sólo comas una o dos veces al día, o que hagas ayunos incontrolados ya que como advierten los nutricionistas estos hábitos son muy peligrosos para la salud.

Un régimen nunca debe ser drástico porque no sólo lo abandonemos con rapidez, sino que además nos perjudicará por la falta de nutrientes.



Aliméntate bien para adelgazar

Tu alimentación debe ser variada,saludable y agradable al paladar. No se trata de prohibir alimentos: pon en tu plato de todo pero en proporciones adecuadas. Elige una dieta baja en calorías y pobre en grasas saturadas, que incluya vegetales, frutas, legumbres, cereales integrales, y pescado o carnes magras (cerdo, pollo).


Cuida las horas de sueño y descanso

Dormir más de nueve horas cada noche protege a las personas con predisposición genética a la obesidad, según un estudio reciente de la Universidad de Washington. La investigación reveló que los que dormían más no solo eran más delgados, sino que además tenían menos riesgo de aumentar de peso.


Haz cinco comidas al día

Es aconsejable que comas al menos cuatro veces al día, aunque lo ideal es que repartas los alimentos en cinco tomas. De esa manera, evitarás periodos de ayuno, que no sólo no te ayudarán a adelgazar, además activarán tu metabolismo para almacenar grasa.


Practica una actividad física cada día

Para asegurar el gasto energético es imprescindible hacer ejercicio de forma habitual. Practica una actividad física cada día al menos durante media hora. Te ayudará a quemar calorías, controlar el estrés, subir el colesterol bueno (HDL) y reducir la grasa acumulada en tu cuerpo.