jueves, 27 de noviembre de 2014

Trucos para evitar consumir sal.






Trucos para consumir menos sal
Si queremos cuidar nuestra salud es necesario consumir menos sal. Para ellos sólo hay que cambiar nuestras costumbres y, sobre todo, resistir, aunque la comida esté sosa. Al cabo de 3 o 4 semanas las papilas gustativas se volverán más sensibles al sabor salado y se contentarán de un modo natural con menos sal.
-Quita el salero de la mesa. Volvemos salar el plato incluso antes de probarlo. Es mejor sazonarlo en la cocina y echarle la cantidad adecuada. Prueba con la flor de sal, el volumen de sus cristales hace que utilicemos menos cantidad. Otra opción son las «sales falsas», una mezcla de sal y especias enriquecida en ocasiones con vitaminas, minerales... Las encontrarás en farmacias y grandes superficies. 
-Modera el consumo de alimentos salados. No abuses de la charcutería, los quesos, las conservas o los platos precocinados. Lo mismo para las aguas minerales sódicas.
-Están prohibidos los platos que contengan más de 1 g de sal por porción. El contenido en sal se indica a menudo en el envase. Si no consta en ningún sitio, multiplica el contenido en sodio por 2,5. 
-Haz trampas. Parte de la sal puede sustituirse por condimentos o especias que puedan aumentar el sabor de los alimentos.
-Consume mucha fruta y verdura. Al ser ricas en potasio neutralizan parte de los efectos nocivos del sodio.