martes, 30 de septiembre de 2014

Como prevenir un ACV


Para prevenir un ACV el médico puede trabajar sobre los distintos factores de riesgo. Estos son:
Tabaquismo
Hipertensión arterial
Dislipemia
Falta de ejercicio físico
Stress
Obesidad
Diabetes

Para disminuirlos se realizan programas integrales de prevención, en donde se llevan a cabo controles periódicos, se analiza la glucemia y el colesterol, se fomenta el ejercicio, se modifican hábitos alimenticios y se implementan acciones para dejar de fumar.

Existen también otras causas, pero son inmodificables, como la edad, el sexo (los hombres son más propensos a tener un ACV que las mujeres) o factores genéticos.

Por su parte, existen determinadas etiologías de ACV hemorrágico difíciles de prevenir, como las provocadas por malformaciones congénitas, ya que no existen medidas de screening eficaces.

Es importante que tomemos conciencia sobre la importancia que tiene la consulta a tiempo. El momento del síntoma es ideal para acudir a una guardia, para que se puedan tomar medidas rápidas de diagnóstico y tratamiento, con el objetivo de disminuir el daño y mejorar el pronóstico.