miércoles, 13 de agosto de 2014

Blefaritis o Hinchazón de parpados

Blefaritis o Hinchazón de parpados  



Se trata de una enfermedad crónica que cursa en brotes de exacerbación que se siguen de remisión. Por esta razón, no existe ningún tratamiento curativo que se pueda aplicar en el sentido estricto de la palabra, ya que la blefaritis es recurrente y muy resistente al tratamiento que se vaya a aplicar.
Lo que se intenta con los tratamientos que se aplican para que la enfermedad vaya mejorando no es curar la enfermedad, sino el control de los brotes. Éstos se tratan eliminando delicadamente las escamas de los párpados por la mañana con un champú suave.
Cuando el tratamiento a seguir es el anteriormente mencionado, la forma de aplicarlo es empapar una torunda de algodón en una solución diluida al 50 por ciento con un champú para bebés.

Puesto que la enfermedad cursa en brotes, el tratamiento dependerá de la severidad de cada uno de ellos. En algunos casos se aplicarán cremas de sulfacetamida sódica al 10 por cinto o ketoconazol al 2 por ciento. Por el contrario, en casos severos, tras el lavado de las escamas aplicaremos una loción de corticoides (habitualmente prednisolona al 0,2 por ciento).
Es necesario recordar que la blefaritis es una enfermedad crónica y, por ello,el paciente la puede sufrir durante meses o años antes de acudir al especialista. Para poder observar el resultado del tratamiento será necesario un intervalo suficiente de tiempo.
Esta enfermedad empeora en determinadas circunstancias como son los interiores secos, el invierno, en pacientes con enfermedades neurológicas como puede ser la enfermedad de Parkinson y en estados de inmunosupresión como el VIH.